Los comedores no pueden parar

por Roberto Patiño, domingo , 5 de abril de 2020

Uno de los objetivos primordiales para todos los que conformamos Alimenta la Solidaridad durante esta cuarentena, es el de mantener operativos y en funcionamiento los comedores que conforman nuestra red.

 

La emergencia humanitaria que atraviesa el país se acentúa con la pandemia: la vulnerabilidad de los más de 14000 niños que reciben los almuerzos diarios de Alimenta aumenta por causa del virus.

 

Para todos los que conformamos la red -madres, lideres, vecinos, voluntarios, aliados, contribuyentes, organizaciones- es prioritario mantener y asegurar la continuidad de estos almuerzos que, en muchos casos, significan el único acceso a alimentos de las personas. Ahora, siguiendo rigurosamente los protocolos de la OMS para frenar el contagio y detener la propagación del corona virus.

 

La crisis venezolana se exacerba a causa de la emergencia pandémica mundial. En las dos últimas semanas se suma la crisis de combustible, que agudiza impidiendo la movilidad de las personas y afectando la distribución de alimentos.

 

La respuesta del Régimen a esta situación ha sido continuar con la militarización y la represión, estableciendo un racionamiento forzoso en el que son privilegiados cuerpos militares y de seguridad, así como grupos afectos al poder. Generando, además, las condiciones para la venta ilícita de combustible, en un contexto de corrupción, necesidad y caos.

 

En contraposición a este modelo destructivo, líderes locales y comunidades que forman parte de nuestra red, se han organizado para lograr cadenas voluntarias que posibiliten el traslado de insumos a los comedores. De igual forma proveedores y distribuidores han planteado soluciones para continuar abasteciendo los alimentos.

 

Nuestra red refuerza vínculos y establece nuevas formas de funcionamiento desde un objetivo común y compartido: no detener las actividades que se llevan a cabo desde iniciativas como Alimenta, Monitor de Victimas, Red Solidaria. Para ello todos los que conformamos estas iniciativas seguimos determinados a continuar apegados a los valores de la convivencia de manera activa y transformadora.

 

En estos momentos de cuarentena mundial, en el mundo vivimos momentos de incertidumbre, temor y desconocimiento ante el futuro. Por ello, en el Movimiento Convive reiteramos nuestra determinación de seguir abordando la realidad, sea cual sea, desde el reconocimiento, el encuentro, la inclusión, la organización, el respeto, priorizando a las personas y su bienestar.